Love's Immortality
Bienvenid@ a Love's Immortality!

Rolea y usa el servicio de la chat-box, Completa sagas, conoce otras personas y diviértete!

Conectate o Registrate para empezar a disfrutar del foro!

Love's Immortality

Foro de rol Yuri, Yaoi y Hetero, modalidad Human@~x~Mestiza, Human@~x~Guardian
 
PortalÍndiceCalendarioFAQBuscarGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
El foro sigue abierto a peticion de sus amados usuarioooos!
Siempre a su servicio, Love's Inmortality Staff

Comparte | 
 

 Especial de San Valentin [Caith Redi]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Caith Redi
Humano Bendecido
Humano Bendecido
avatar

Femenino Mensajes : 22
Edad : 30
Localización : Vagando en las sombras
Empleo /Ocio : Escritora
De Serie/Videojuego : Kannazuki No Miko Pj De Anime : Chikane Himemiya

Archivos Personales
Tipo de Pj propio:: Yo....unicamente
Elemento/Raza/Resurreccion: Agua
Pareja y tipo de la misma: Aun ninguna chica

MensajeTema: Especial de San Valentin [Caith Redi]   Vie Feb 11, 2011 3:22 pm

Y ahí estaba, tan hermosa como una diosa griega, tan estática y rígida como una escultura tallada en mármol a mano de un artista devoto de su credo, mientras sus sirvientes corrían de un lado a otro buscando, casi tropezándose unos a otros, los ornamentos y telas, las flores y aceites, todo para que la gran celebración fuera perfecta.

Faltaban un par de días, y la joven princesa no había tan siquiera hablado, desde que sus padres le dieron la noticia, su cuerpo desnudo se mantenía firme, mientras su mirada surcaba el cielo que se veía a través de la única ventana de la habitación.

A veces ella se imaginaba convirtiéndose en una ave, desplegando sus alas y alzando vuelo, huyendo de su mascara de perfección y siendo libre por primera vez en su vida….Bueno, por segunda vez. Las mejillas de la doncella se ruborizaron para sorpresa de todas sus sirvientas, mientras ella llevaba su mente a aquel preciado recuerdo que atesoraba con apremio.

Blanche, su mejor amiga y cuidadora, se acerco con una sonrisa sincera, traía entre sus manos un bulto de tela color blanco, y se detuvo para examinar a su señora: su piel tostada brillaba por causa de los aceites que le habían frotado, para aromatizarla, sus cabellos oscuros caían lisos sobre los perfectos senos, estrecha su cintura y tan femeninas sus caderas…no había duda, entre los 7 reinos mas cercanos, ella era la mujer mas hermosa y todos lo sabían y envidiaban.

La cuidadora separo las prendas blancas con cuidado y comenzó a vestir a su princesa, iniciando por el tan incomodo corsé, motivo por el cual desde niña, la princesa se quejaba; y es que ellas eran casi hermanas, desde muy temprana edad se les veía jugando juntas y riendo, desconociendo que el futuro de Blanche seria servirle hasta la muerte, pero a esta no le importaba, había sido tan fácil encariñarse con aquella señorita de apariencia fría y déspota, pero de corazón dulce y amoroso.

Los recuerdos asaltaban a ambas en aquel momento, y ambos pensamientos iban en una misma dirección, una sola persona, alguien que también compartió la niñez con ellas, pero que había elegido un camino distinto, y el cual era motivo del sufrimiento silente de la princesa.

-Todas….afuera…-rugió una voz potente detrás de la princesa, las sirvientes al ver a quien pertenecía el bramido, inclinaron sus cabeza y salieron temerosas de la habitación, dejando a Blanche y la princesa atónitas, al ser atrapadas en medio de una divagación, por la persona en quien estaban pensando.

-Hermana…-Blanche hablo con voz aniñada, emocionada de su llegada, estaba segura que la presencia de ella cambiaria la expresión de su amiga, así que en señal de respeto, inclino la cabeza y se retiro no sin antes darle un suave codazo a su hermana mayor.

-Llegas tarde –la voz de la princesa sonaba monótona y fría, sin emoción alguna, pero una vez que se volteo para mirar a la recién llegada, las palabras se agolparon en su garganta y sus mejillas ruborizaron nuevamente, era imposible para ella mantener su mascara cuando Renee estaba cerca.

La única mujer en todo el ejercito Frances, general de brigada, fuertemente cubierta por una armadura color plomo, el amor de la princesa y futura reina; tan hermosa y tan dura como una piedra de ónix, su semblante siempre fruncido en una mueca de ira, oscureciendo sus ojos verdes como las esmeraldas, los cabellos dorados atados con un lazo blanco que la princesa le había regalado, y su piel estaba quemada, de tantas horas a caballo bajo el impiadoso sol.

En dos grandes zancadas, atravesó la distancia que las separaba y tomo a la princesa semi desnuda entre sus brazos, sujetándole la nuca con cuidado y uniendo sus labios con los de ella en un casto beso, mientras una solitaria lagrima escapaba de la princesa y un gemido de entre sus labios.

-¿Volverás con vida?...-la voz de la fría princesa se quebró en mil pedazos, y Renee tan inescrutable como siempre, sencillamente ensombreció su mirada.

-¿para que tan siquiera he de volver, si para entonces ya estarás casada con un hombre y serás reina?

-por que aunque este con un príncipe o un rey, sea madre o reina…tu siempre serás el amor de mi vida y no podré soportar el peso de la vida si tu te vas de mi lado.-la guerrera se separo y se alejo un par de pasos y le miro inexpresiva.

-Su majestad…-inclino la cabeza e hizo una reverencia-…esta es una orden, que no pienso acatar…-diose la media vuelta y desapareció como la brisa, sin notar que la princesa caía de rodillas en amargo llanto.



El día de la boda toda la ciudad vitoreaba y dedicaba cánticos a su princesa, la cual iba a casarse con un príncipe germano muy apuesto y muy adinerado y juntos tomarían el reinado de su pueblo, la basílica estaba atiborrada de gente, duques, condes, barones, la plebe, todo el mundo, con sonrisas en sus rostros, celebraba aquella ocasión.

Para cuando comenzó la ceremonia, la princesa caminaba con el rostro cubierto por el velo, ocultando su poca emoción tras la cortina de lino blanco, mientras su futuro marido le esperaba al final del pasillo, se detuvo frente a este y se resigno a acabar con aquella ceremonia, como lo hacia con todas las formalidades reales desde que era adolescente.

Y con el fin de la boda, sello también el fin de su libertad, la cual solo había descubierto la noche en la cual había dejado a Renee hacerla suya, ambas ocultas en un granero mientras toda la ciudad y la guardia real la buscaba, para luego aparecer la rubia, como una heroína por haber “encontrado” a la joven princesa.

Y los días pasaron, lentos y tortuosos, sin noticias del extranjero, donde sus tropas se batían en guerra…una que su madre había iniciado por venganza de su marido, pero la cual nunca logro ver concluida puesto que la tristeza le había matado a los pocos meses…y ahora, en el frente de esa guerra, se encontraba Renee.

Dos meses después de la boda, comenzaron a llegar solitarios soldados a su reino, trayendo pésimas noticias: todas las tropas habían tenido que dispersarse y huir de la batalla, habían sido aniquilados. Uno a uno llegaban a sus hogares los valientes soldados a quienes esperaban inconsolables esposas en sus hogares…uno a uno, excepto Renee.

La reina lloraba día y noche, cuando su marido no le veía, aunque mantenía leves esperanzas en el fondo de su alma, Blanche quien sufría en silencio la perdida de su hermana mayor, comenzó a alejarse de su señora, solo sirviendo en tareas básicas, culpándole silentemente de aquella situación.

Un día sin mas, Marco llego a la ciudad, era el joven escudero de Renee italiano muy confiable, su armadura estaba cubierta de sangre y el muchacho se veía consumido, traía a sus espaldas un bulto ensangrentado, el cual se veía pesado; toda la caballería le recibió en la ciudad, y se lo quito de encima, casi como si se tratasen de las joyas de la realeza, pero todos, sabían que era realmente.

El nuevo rey no dio importancia y siguió con sus asuntos reales, pero la sombría Blanche dedico a la reina palabras que hicieron mella para siempre en su espíritu.

-Ha sido traído el cuerpo del general, mi señora.-inclino la cabeza, haciendo caer sus lagrimas en la perfecta alfombra roja de la sala del trono, luego se levanto y se marcho…para nunca volver.

La reina…no, Christabelle, la chica que se había escapado para hacer el amor con su novia, la verdadera detrás de la mascara, corrió sin detenerse, sin importar las extrañadas personas que le veían o los gritos severos de su marido, pero tenia que llegar a la sala de consejo.

Capitanes, tenientes y meros soldados, todos se apelmazaban alrededor de una mesa solitaria en el centro de la gran habitación, todos cabizbajos y alguno que otro gimoteaba, no había duda de quien estaría en aquella mesa.

Todos se apartaron dejando a la reina pasar, escandalizándola con la imagen que vería: Renee yacía inerte, con su piel tan blanca y tan fría como el lago cuando se congela, su armadura había sido retirada y las prendas de ropa que alguna vez fueron finas, ahora eran estropajos rasgados y llenos de sangre…la sangre de su amada.

La herida de muerte era tan visible que le dolía como si estuviese en su cuerpo, tenia el cuello abierto de lado a lado, y se imagino por un segundo, la agonía que debió sentir, cuando su sangre escapaba y el aire se negaba a pasar..no supo en que momento las lagrimas habían comenzado a salir sin permiso, arruinando su maquillaje y su mascara de reina.

-Todos, afuera, es una orden…-respiro hondamente por un segundo para dar la orden y para cuando los hombres salieron de la sala, cayo de rodillas inconsolable, sujetándose del borde de la mesa.

Tomo una de las manos de Renee que colgaba, y la beso con desespero, como si tuviera la esperanza que sus labios le trajeran a la vida suavemente, y humedeció la piel muerta de sus lagrimas saladas.

Se levanto, y deposito un beso en los labios de Renee, diose la media vuelta y se retiro de la sala manteniendo el porte de reina, pero había decidido en ese momento, que una vez había hecho votos de amor eterno con Renee, y recordando sus palabras se lleno de valentía, sabían que en vida no podrían estar juntas pero si….”que las muerte nos reunirá”

Volver arriba Ir abajo
Selina Mary
L♥I Staff
L♥I Staff
avatar

Femenino Mensajes : 499
Edad : 25
Localización : Por ahí ^w^!
Empleo /Ocio : ... Asesinar a quien toque a Elle!!! owó!
De Serie/Videojuego : Castlevania Pj De Anime : Shanoa

Archivos Personales
Tipo de Pj propio:: Mestiza
Elemento/Raza/Resurreccion: Loba
Pareja y tipo de la misma: Elle Leonie/Humana Bendecida

MensajeTema: Re: Especial de San Valentin [Caith Redi]   Vie Feb 11, 2011 3:49 pm

APROBADO

Empieza la votacion de esta historia el 14 de febrero!! Suerte!


Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
http://loves-inmortality.foro-gratis.org
 

Especial de San Valentin [Caith Redi]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 

 Temas similares

-
» Baile de san valentin
» El especial de One Piece centrado en Nami se estrena en agosto
» Un amiguito muy especial [Lerriuqs + Libre]
» Tv3 - especial resultats eleccions
» Gris, pero tal ves bello san valentin [Priv. Momo]
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Love's Immortality :: Zona Off Rol ::  :: Zona Literaria-
Cambiar a:  
Últimos temas
» Que hubiese pasado si...?
Sáb Jul 30, 2011 5:32 pm por Elle Leonie

» Dream Cash [Sueño en Efectivo]
Jue Jun 09, 2011 7:51 am por Invitado

» Final fantasy IX: Rol
Vie Mayo 20, 2011 4:07 pm por Invitado

» Una noche para recordar
Jue Abr 07, 2011 12:31 pm por Elle Leonie

» El extraordinario mundo de DAIRA FORO NUEVO SE NECESITA GENTE {Afiliacion normal}
Lun Abr 04, 2011 10:01 pm por Selina Mary

» Bishonen Paradise [Rol Yaoi/Yuri/Hetero]
Lun Abr 04, 2011 9:57 pm por Selina Mary

» Monologo sobre noche vieja-año nuevo (GRACIOSO!! xD)
Vie Abr 01, 2011 9:10 am por Elle Leonie

» RPG World duda
Jue Mar 03, 2011 6:02 pm por Selina Mary

» A traves de la pantalla.
Dom Feb 20, 2011 7:41 am por Vishous

Estamos En Facebook!
Siguenos En Twitter!